¿Quieres leer con música?

Dale Play

¡Shalom!


Da gracias a Dios, porque Él te ha bendecido tanto, más de lo que jamás imaginaste tener.

¿Qué es lo primero que haces cuando amanece? Cuida que nunca falte en tus labios palabras de gratitud cuando estás en comunión con tu PADRE.

"Gracias" es una palabra bien corta que si nos enfocamos en ella nos va a ayudar en muchas áreas de nuestra vida, tu vida va a tener otra visión y vas a verla con más optimismo.  Hay personas frustradas, angustiadas y deprimidas que por todo se quejan y reniegan de la vida y de Dios. Cuando una persona empieza a agradecer a Dios por lo que tiene, en vez de lamentarse en que no tiene, las cosas empiezan a ir bien y puertas cerradas empezarán a abrirse.

"Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús" 1 Tesalonicenses 5:18 NTV

Estas palabras lo dicen el apóstol Pablo, quien. había pasado necesidades y que también estuvo a punto de perder la vida por causa del evangelio, como por ejemplo cuando fue apedreado en Listra y cuando naufragaron cerca de la isla de Malta.

Él dijo: "Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" Filipenses 4:12-13

Sé una persona agradecida, primero con Dios, también con tus padres, con las personas que te enseñan y te exhortan, con el instrumento que Dios usa para bendecirte y aún de los momentos de pruebas que pasas porque te ayudan a desarrollar tu fe y crecer espiritualmente cuando reconoces que todas las cosas ayudan para bien.

Dale gracias al Señor:

  • Porque has llegado hasta esta parte del camino de tu vida con su ayuda, y estoy seguro que seguirá estando contigo en el trecho que te toca vivir.
  • Porque hace la provisión para los tuyos por medio del trabajo de tus manos.
  • Porque la sombra que proyectas cuando caminas te dice que tienes la luz del sol.  
  • Porque cuando llegas a tu casa y tocas la puerta te dice que tienes un lugar donde estar con tu familia.
  • Porque cuando preparas los alimentos en casa te dice que hay provisión para ti y los tuyos.
  • Porque el despertador que suena temprano y te levantas te dice que estás con vida.
  • Porque cuando hay un recuerdo que viene a tu mente aún triste, te dice que aún conservas tu memoria y tu razón.

¡Dale gracias a Dios, porque has recibido tanto con sólo haber nacido y hasta aquí tienes mucho más de lo que pensaste!

 

Con aprecio y amor.  
Hernando y Mary Aparicio